Al tomar tu mano…

Las nubes se apiñonan como danzando, libres, ligeras como si estuviésemos bailando, como si el ligero contacto de nuestros cuerpos produjera una sutil sensación de ingravidez… Siguiendo cada compás un vaivén infinito de recuerdos entrecortados…  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s